Emprendedor manizaleño elabora dispositivos médicos de exportación

Alexander Loaiza Naranjo, tecnólogo biomédico egresado del SENA Caldas se dedica al desarrollo de dispositivos médicos en las áreas de gastroenterología y endoscopia digestiva.

Pinza canastilla para manipulación y  extracción de cálculos en las vías digestivas, pinzas asa de polipectomía para la extirpación por vía endoscópica de pólipos, entre otros dispositivos médicos, son los que se diseñan y fabrican en EndoCol, empresa creada por Alexander Loaiza Naranjo, un manizaleño que se formó como tecnólogo en Mantenimiento de Equipos Biomédicos en el SENA Caldas.

“Desde el barrio Chipre, lugar donde tengo mi empresa, fabricamos con mano de obra 100% nacional diferentes dispositivos que son comercializadas en clínicas y hospitales del país. También los han adquirido algunos médicos particulares en Argentina, México y Ecuador”, comentó Alexander, quien también es ingeniero Electrónico.

La historia de este emprendedor se remonta años atrás cundo ingresó en el Centro de Automatización Industrial, uno de los cuatro centros de formación que tiene el SENA en Manizales, lugar donde tuvo su primer contacto con diversos dispositivos médicos.

“Mi hermano fue el que me inscribió a la carrera tecnológica, elección que me llevó por el oficio de realizar mantenimiento de quipos clínicos, aunque en mi mente siempre había rondado la idea de ser empresario”, enfatizó con una sonrisa Loaiza Naranjo.

Fue precisamente ese pensamiento emprendedor el que llevó a Alexander a ahorrar una parte de su salario cuando ya estaba empleado gracias a que había terminado con éxito su formación, título que le permitió trabajar en reconocidas clínicas en la capital del Valle del Cauca y en una multinacional dedicada a la comercialización de equipos médicos.

“Ahorré dinero para poder sostenerme durante dos años sin necesidad de trabajar,  tiempo suficiente para emprender con EndoCol. Yo ya tenía registrada la empresa, tenía diseños de productos y un plan de comercialización definido”,  explicó el emprendedor manizaleño. 

Fue así que nació su proyecto sustentado en la biomédica, ofició que según Alexander le presta apoyo a los equipos clínicos que operan los médicos para diagnosticar enfermedades a pacientes, o para la práctica de tratamientos.

La innovación

 Actualmente, y desde hacer tres años, la empresa manizaleña fabrica pinzas de biopsia, pinzas de cuerpo extraño, boquillas, canastillas, agujas de edosonografía, stent biliares, torres de cirugía, entre otros elementos que son usados en clínicas y hospitales.

Frente a estos desarrollo Alexander comentó que “Estamos enfocados en que la materia prima nacional, y la producción colombiana, sea primero que la extranjera, estamos concentrados en nuevos diseños,  tenemos ganas de hacer cosas por Colombia en el campo de la endoscopia y la laparoscopia”

 La canastilla dormia para la manipulación y extracción de cálculos de las vías digestivas es uno de los desarrollos que enorgullece al creador de la empresa, debido a que este elemento a diferencia de otros, puede girar 360° en su eje para facilitar el trabajo médico.

“Utilizamos diferentes software de digitalización y diseño, y cuando necesitamos cosas especializadas, contratamos ingenieros, logrando que los diseños sean lo más prácticos y sencillos para su utilización a pesar de lo complejo que puede ser. Todos nuestros desarrollos están aprobados por el Invima”,  adicionó Alexander.

Luis Alejandro Trejos Ruiz, subdirector del Centro de Automatización Industrial del SENA Caldas, manifestó que los egresados de esta formación tienen altas probabilidades ser contratados, debido a que un artefacto médico en perfectas condiciones se traduce en bienestar para los pacientes.

“Actualmente el SENA orienta la carrera tecnológica en Mantenimiento de Equipos Biomédicos en Atlántico, Santander, Distrito Capital y Caldas”, agregó Trejos Ruiz

Durante el III Congreso de Biomédica, organizado por el SENA en Manizales, y donde Alexander Loaiza participó como ponente al lado de expertos internacionales se analizó el impacto de la tecnología biomédica en la seguridad del paciente.

“La labor que desempeña el SENA de formar en este tema se me hace muy importante porque en países como México no tenemos este tipo de formación, nosotros nos hemos ido más hacia la parte de ingeniería, y es excelente que en Colombia se estén preocupando por formar técnicos y tecnólogos que ayuden a los sistemas de salud a ser eficientes y seguros”, expresó Marco Antonio de Román, director del Instituto Superior de Ingeniería Clínica de México.

Ahora Endocol se proyecta para seguir creciendo en innovación y desarrollo tecnológico para aportarle a la medicina en Colombia herramientas de calidad y 100% nacionales.

CAV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *